RUTA 1 PEÑA EL ROSTRO

Esta ruta, de bonitos paisajes y hermosas vistas nos puede llevar unas tres horas, en función de lo que nos entretengamos admirando el paisaje. Es una ruta con poca dificultad y muchas cosas que ver. Se desarrolla en su mayor parte por la Cañada de Ganado, que separa los términos de Carbajales de Alba y Videmala.

Después de tomar un café, salimos desde la plaza de la iglesia y el Bar Restaurante Raíces, en dirección norte, por el antiguo Camino de Carbajales. A unos 250 metros de iniciar nuestra ruta ya estamos en el campo. Tras una ligerísima subida, girándonos hacia atrás, ya podemos divisar los montes de Cerezal de Aliste (El Alcornocal y el alto de la Cubilla).

Seguimos nuestra ruta adelante, dejando un  camino que sale a la derecha, que nos lleva a Traslasillada, el Cabezo (el punto más elevado de Videmala, 864 m.) y la ladera de  Retalfresno, Chaforao, Zanqueta y Zanca, ya en los límites de Villanueva de los Corchos.

Más adelante, igualmente a la derecha, sale otro camino que nos llevará hasta Valfondo, es el Camino viejo de Manzanal del Barco, recorrido frecuentado por el párroco de Manzanal, para venir a decir misa a Videmala.

Poco más arriba, se nos une el camino de la Jareta, que es la otra salida de Videmala, por la Hormiga y a escasos 300 metros ya estamos en la Laguna de Retalamide.

En este lugar ya se nos presentan dos opciones:

  • Punto N.º 2 A la izquierda sale el camino que baja a Retalamide, que era el camino a seguir, antiguamente, para llegar a Carbajales de Alba, donde se encontraba el Convento Agustino de Carbajales (hoy bajo las aguas del embalse, datado en torno al año 1000), la nombrada Dehesa de Santa Engracia, lugar escogido por la santa par buscar refugio en su huida.

Francisco Rodríguez Pascual fija en el siglo VII el probable establecimiento de los Eremitas de San Agustín en estas tierras y época también probable, de la creación del poblado de San Lorenzo, ambos dentro del término de Carbajales de Alba.

  • Nosotros hoy vamos a seguir el camino de la derecha, en el que vamos a disfrutar de unas magníficas vistas.

Alto del Rebollar. N.º 3

Como cien metros más adelante, se nos presenta una nueva opción.

 Elegimos el camino  de la izquierda que nos lleva al Alto del Rebollar, camino cómodo, en torno a un kilómetro, y ya al final del mismo (cuando empezamos a ver el embalse) giramos a la izquierda y a unos 100 metros podemos disfrutar de un hermoso paisaje, sobre la ladera del rio Aliste. Buen lugar para hacer unas fotos para el recuerdo.

Si continuamos unos 200 metro más o menos, en dirección oeste, nos encontramos con Peña del Águila (cuidado con no arriesgar que tiene una caída importante).

 Retrocedemos los 100 metros y si queremos complicarnos un poquito, podemos descender unos 200 metros, en dirección oeste y en la misma hondonada, como a 100 metros a la izquierda, ya en término de Carbajales de Alba, está Peña Furada. Una peña con dos profundas oquedades, la de la parte inferior, de mayor amplitud, ya caída y la de la parte superior, donde podemos sentarnos un ratito (aquí puede ser donde encontró cobijo Santa Engracia de Carbajales en su huida). 

Allá abajo, en el rio (mirando en dirección a Carbajales, se ubicaba el antiguo poblado de San Lorenzo (así figuraba en las antiguas visitas del Obispo de Santiago del año 1552), muy próximo al Convento Agustino.

 Iniciamos caminos de regreso, ahora con esa pequeña, pero dura subida y, después de unos 200 metros, giramos a la izquierda, por un sendero cortafuegos, seguido por los coches, donde empezamos el recorrido por la Solana de Valfondo.

Mirador de los Buitres N.º 4

Un poco más adelante, dejamos el camino y cogemos un sendero a la izquierda, que nos va a llevar por la misma orilla del acantilado, donde en algunos momentos se puede observar algún buitre leonado o algún águila real. Desde aquí, seguimos disfrutando de magníficas vistas.  Unos metros más adelante nos incorporamos al camino que habíamos dejado.

Hay que tener presente, que no siempre se dejan ver.

Subimos una pequeña cuesta y desde arriba, podemos girarnos a la derecha y, podemos observar el Alto del Cabezo y los puntos señalados al principio de Retalfresno, Chaforao, Zanqueta, Zanca y el Rebollar de Villanueva de los Corchos, pero que lo podemos seguir disfrutando a lo largo de nuestro recorrido.

Vistas de Peña Vaquera y Peña el Portal N.º 5

Nos introducimos en una zona de sofreros (alcornoques), donde podemos explicar a los más jóvenes el aprovechamiento del corcho.  Bajando una pequeña cuesta, hay un terreno semiplano, podemos dejar un momento el camino y andando 100 metros a nuestra izquierda nos encontramos una pequeña peña, desde la cual podemos ver a nuestra izquierda Peña Vaquera y Peña el Portal, ya en el conocido paraje de las Fayas, dentro del término de Carbajales de Alba.

A la derecha del camino, se encuentra la Peña San Isidro. Nuestros mayores y algunos pastores cuentan que, hasta en verano, había agua en esa peña.

Iniciamos de nuevo el camino, ahora ya en ligero descenso, de unos dos kilómetros  de recorrido, dejando los Adiles a la izquierda, al que teníamos acceso desde la parada anterior a través de un sendero que nos lleva a la orilla del rio.

Peña de Peña el Rostro N.º 6

 Un par de kilómetros nos  separan de nuestro destino. Si llevamos prismáticos, antes de iniciar el descenso, cuando el día está claro, podremos divisar el rio Esla y el Campillo, donde se encentra la iglesia Visigoda de San Pedro de la Nave. Un ligero descenso nos separa del final de nuestro recorrido.

Llegamos a Peña el Rostro. Junto con el Alto del Rebollar, serán los puntos más fotografiados por nuestros vecinos. Ahora es el momento de disfrutar tranquilamente del paisaje. Allá abajo, a nuestra izquierda, donde da la vuelta el rio Aliste, existió un poblado medieval conocido como el Bustío y la antigua ermita de San Boal (así figuraba en las antiguas visitas del Obispo de Santiago del año 1552). Por aquí venía el Camino de Manzanal  del Barco, iniciando el ascenso que le lleva a destino, a escasa media legua de camino (dos kilómetros).

Parece ser que San Boal, fue martirizado, en las proximidades de estas tierras, durante las persecuciones de Diocleciano, allá por el año 288 y en ese lugar de levanto la Ermita y el poblado (Francisco Rodríguez Pascual, “Cinco Leyendas y una historia”.

El paraje conocido como Retalosquemaos, está situado unos cientos de metros antes a nuestra derecha.

Si nos giramos a la derecha ya vemos el arroyo Valfondo

Situados en la peña, mirando hacia el Este, es donde el rio Aliste vierte sus aguas al rio Esla.

Punto N.º 7 Mirando un poco a la derecha tenemos el Rebollar de Villanueva de los corchos, desde donde tenemos unas buenas vistas de la zona en que nos encontramos. Sería Otro punto para tomar unas hermosas vistas, pero ya es objeto de otra ruta.

Aprovechar para refrescarse un poco y coger fuerzas, para el camino de regreso, que ahora no toca subir lo que antes hemos bajado.

Punto N.º 1 Otra ruta que requiere ser caminada es la bajada a Retalagua y la Petada. La cola de caballo que forma la caída de agua, queda dentro del término municipal de Carbajales, pero no por ello deja de tener interés.